Gobierno Federal apoyará a la industria del calzado

Ante la urgencia de los industriales del calzado mexicano de que se publique el Decreto Presidencial que evite que los aranceles máximos cobrados a la importación de calzado proveniente de países con los que no se tienen TLCs disminuyeran a un 20%, el  Gobierno Federal a través de la Secretaría de Económica confirmó que dicho decreto sí se publicará pronto y con ello se apoyará a este sector.

Héctor Rodrigo Hernández, director general  de Industrias Ligeras de la Secretaría de Economía, explicó ante cientos de industriales del sector calzado que la publicación de este decreto se encuentra en proceso y en fase de análisis tanto en la Secretaría de Económica como en la de Hacienda, para ser publicado en el Diario Oficial próximamente.

En el marco de la ceremonia de inauguración de la edición número 80 del Salón de la Piel y el Calzado (SAPICA), el funcionario explicó que recientemente revisaron los datos de la industria del calzado mexicana, los cuales demuestran el buen desempeño de este sector y su necesidad de ser apoyado.

El consumo anual de calzado en México es de 360 millones de pares de zapato, el país registró una producción en el 2018 de 287 millones de pares, una exportación de 25 millones de pares y una importación de 97 millones de pares.

El sector da empleo a 123 mil personas de forma directa y exige un importante esfuerzo de apoyo para que continúe su desarrollo en las áreas de productividad y competitividad por un lado y por el otro en materia de acciones que le permitan fortalecerse ante actos de comercio desleal provenientes del exterior.

La respuesta del funcionario se dio después de que el presidente de la Cámara de la Industria del Calzado de Guanajuato (CICEG), Luis Gerardo González, mostrara su preocupación porque  el compromiso del gobierno federal de publicar dicho decreto en apoyo  del sector no se había realizado aún.

Explicó que desde el año pasado se buscó que se emitiera este decreto, debido a que la baja arancelaria en un contexto de un mayor costo-país de México pone en riesgo los empleos y la sustentabilidad de las empresas de calzado mexicanas.

La no publicación del decreto generó una mayor movilización de CICEG mediante reuniones de alto nivel con funcionarios del Gobierno Federal, por lo que el presidente López Obrador en su conferencia de prensa del viernes 22 de febrero anunció que el tema de la baja arancelaria no era definitivo y sería revisado.

Por ello el lunes 25 de febrero el Subsecretario de Industria y Comercio, Ernesto Acevedo, anunció que los aranceles regresarían a su nivel previo a la baja arancelaria y se abriría un periodo de análisis de seis meses para valorar la conveniencia de que los aranceles se mantengan en dicho nivel, a pesar de lo cual el decreto no se ha publicado todavía.

El directivo afirmó que en los próximos meses el sector seguirá  atendiendo la agenda de trabajo con la Secretaría de Economía para demostrar que la industria mexicana del calzado, requiere de los aranceles establecidos para equilibrar la falta de condiciones de competencia respecto del calzado de importación proveniente de Asia, en donde China, Vietnam e Indonesia, representan el 90% de las importaciones que ingresan al país.

Dijo que el sector requiere trabajar en 4 hélices: Gobierno, Academia, Centros de Investigación e Iniciativa privada, con el propósito de afrontar el reto de incrementar las oportunidades y crecimiento del consumo del calzado mexicano, además de diseñar una estrategia integral para la industria del calzado y marroquinería, con el fin de contrarrestar la concentración del poder de compra en pocos jugadores.

Esta situación del mercado interno compromete la viabilidad de las empresas fabricantes de calzado y marroquinería, inhibe la reinversión, la capacitación y complica las posibilidades de aumentar sueldos, prestaciones y mejorar las condiciones de los colaboradores.

Aseguró que el sector hace un enorme esfuerzo por mantenerse en un mercado, compitiendo con productos cada vez más baratos, con ínfimos márgenes de rentabilidad y obligados a cumplir las condiciones comerciales que marcan estos jugadores, para mantener sus fuentes de empleo.

De igual forma comentó que seguirán buscando el acercamiento con las grandes cadenas comerciales con el propósito de sensibilizarlos respecto al daño que causan en la producción y el empleo nacional por prácticas que realizan, tales como: Definir precios de compra muy bajos sin trasladar el beneficio a los consumidores; la aplicación de castigos por baja rotación; los cargos obligatorios por gastos de publicidad y logística así como el control de la cadena de suministros.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *