El Comandante Borolas

En respuesta a una pregunta sobre su desacuerdo con la reunión que tuvo el subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta en La Huacana, Michoacán, donde estuvo con exintegrantes de autodefensas, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que su gobierno está consolidando todo lo que tiene que ver con el bienestar, porque “consideramos que la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia”.

Subrayó que los problemas de inseguridad y de violencia, no se resuelven sólo con medidas coercitivas, “eso lo hemos venido sosteniendo desde hace mucho tiempo”, remarcó.

Contundente, refirió que el expresidente Felipe Calderón declaró la guerra (a la delincuencia organizada), “le pegó un garrotazo a lo tonto al avispero y nos metió en todo esto que estamos padeciendo todavía”.

Aseguró que ni siquiera había un plan y en vez de atender las causas, quiso -de manera espectacular- resolver el problema sólo con el uso de la fuerza.

Comentó que cuando Calderón declaró la guerra a la delincuencia organizada fue a Michoacán, en Apatzingán, donde hay mucho calor, así como en Tabasco, es la Tierra Caliente de Michoacán, y fue “vestido de militar, se pone un chaleco que hasta le quedaba grande, parecía el comandante borolas y ahí declara la guerra”.

Y miren, dijo a los periodistas ahí presentes, “esto lo tengo que estar recordando porque a veces se simplifica demasiado, se piensa que surgió el problema con nosotros; y sí asumo la responsabilidad que tenemos de garantizar la paz y la tranquilidad, pero no podemos dejar de considerar los antecedentes”.

Para el presidente López Obrador, no es con el uso de la fuerza como se combate la delincuencia, “estamos aplicando un nuevo paradigma en la aplicación de la política de seguridad, que parte de atender las causas, que haya trabajo, que haya bienestar, que se atienda a los jóvenes, eso es lo primero”.

Felipe Calderón contestó de inmediato a los comentarios del jefe del Ejecutivo a través de su cuenta de twitter: “Hoy se cometen más de 100 homicidios al día, casi el doble que al final de mi gobierno, el cual comenzó a limpiar la casa plagada de animales venenosos. Hoy se les deja crecer porque no distinguen alacranes de abejas. A mí no me queda el saco, a otros el cargo les queda grande”.

Borolas (Joaquín García Vargas) fue un actor de la Época de Oro del cine mexicano, destacaba su vestimenta pues usaba un sombrero de bombín al estilo Chaplin y una chaqueta amplia.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *