La cuarta semana

La vida como es…

Por Octavio Raziel

Lo infinito

Del amanecer

Nos muestra que

El Dios bíblico

No tiene cabida en el Universo.

 

Todo mundo habla de Dios:

Que Dios por acá,

Que Dios por allá;

Que si tu Dios y mi Dios.

 

Los paraísos de Dios

Se dan entreguerras,

Pestes y exterminios;

Por eso, la vida debe

Vivirse hasta el final.

 

Veo en cada mañana

Una mano mágica;

Si me enojara con Ella,

Seguro no le importaría,

Me seguirá tomando en cuenta.

 

Mi Sidur me orienta 

Hacia ese amanecer.

Es la sonrisa de un niño,

La lectura de un libro;

Tener un amigo

Y el amor de una mujer. 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *