Cuatro personajes

EN LAS NUBES

Por Carlos Ravelo Galindo

Dos civiles:

El comunismo está en el panteón de la historia, pero Valentín  Campa y Martínez Verdugo, reposan con justicia en el área dedicada a las personas ilustres en el Panteón Civil de Dolores.

Ese ámbito ha dejado de ser territorio vedado para comunistas, como lo fueron ambos personajes. Arnoldo, incluso presidente del PC en el país.

Como lo dispuso el señor de Palacio Nacional.

Una cosa está fuera de discusión, Arnoldo Martínez Verdugo y Valentín Campa fueron personas ilustres y es justo darles oficialmente ese reconocimiento.

Lo importante, más que eso, es que su biografía los muestra como incansables luchadores sociales en una etapa de denso autoritarismo político por lo que su trabajo es más loable.

Y dos militares:

El secretario de Marina se sumó a las manifestaciones de lealtad institucional hacia el Presidente de la República  del titular de la Defensa Nacional, general Luis Crescencio Sandoval.

El almirante Rafael Ojeda Durán le dijo:

“Cuente siempre, y bajo cualquier circunstancia, con nuestra lealtad absoluta. Tenga usted por seguro que en cada uno de los mandos navales, a lo largo y ancho de este grandioso país, la lealtad es igualmente compartida”.

La reiteración de la lealtad por parte de los dos máximos jefes militares operativos, tiene como telón de fondo las especulaciones en redes sociales que hablan de presuntas inconformidades en el ámbito castrense por determinadas políticas del  ejecutivo federal.

Y de otras lenguas.

Leamos:

En todas partes se cuecen habas, dicho ejemplar mexicano.
El español es un lenguaje sumamente basto y también es una lengua que emplea constantemente refranes y dichos populares en su cotidianidad.

¿Quién no ha usado un refrán para referirse a cierta situación en específico?:

Dios aprieta pero no ahorca.

Querer es poder.

Haz el bien sin mirar a quién

El que busca, encuentra

Estos dichos populares se han impregnado como parte de nuestro lenguaje diario y hoy te presentamos algunos.

Una piedra en el camino no es necesariamente un obstáculo,  también puede ser vista como una oportunidad.

La tercera es la vencida. Y ya llegó la cuarta, renovada.

Más vale prevenir que lamentar.

Al mal tiempo buena cara.

Al que madruga Dios lo ayuda.

Más vale tarde que nunca

El hábito no hace al monje.

No hay mal que dure 100 años

El que nada debe, nada teme.

Pregunta y  llega a Roma

Caras vemos, corazones no sabemos

Mala hierba nunca muere.

Para muestra basta un botón

Ojo por ojo, diente por diente.

Lo barato sale caro.

Le cae al que hable mal.

Y una última del compadre Raúl Basurto Morales:

Escupe Lupe, que te tragaste un pelo.

craveloygalindo@gmail.com

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *